Desde Rusia con Amor

Es bien sabido que en la década de los 80 hubo una consola que revolucionó los videojuegos en buena parte del mundo desarrollado. La Famicom fue la primera consola de masas en Japón y su versión Occidental, la Nes, un auténtico Boom en EE.UU y en buena parte de la Europa Occidental. Menos conocido es que pocos años después cuando SuperNes y Megadrive/Genesis iluminaban los televisores de buena parte de la chavalada del primer mundo, un simpático elefante hacía las veces de Super Mario como mascota de uno de los casos de piratería más alucinantes  que un servidor haya visto.

Ni siquiera Poochie molaba tanto…

Ni siquiera Poochie molaba tanto…

La consola era una Nes pirata con el Pinout de la versión Japonesa, es decir, compatible con los pequeños cartuchos de Famicom, pero no con los típicos cartuchazos grises de Nes que todos conocemos. Hubo dos  versiones de la consola, Dendy y Dendy Jr, siendo esta última muy parecida estéticamente a la versión Japonesa de la consola de Nintendo:

La consola era básicamente un clon de la Famicom, muy similar a otros clones populares como los que tuvimos en España y Latinoamérica. 

La consola era básicamente un clon de la Famicom, muy similar a otros clones populares como los que tuvimos en España y Latinoamérica.

 Hasta ahí todo bien, nada raro, en nuestros países también tuvimos infinidad de clones de Nes que nos dieron muchas de horas de diversión, eso sí, todos sabíamos que eran clones de la Nes y por lo menos en España, el 99% de los cartuchos que usábamos en estas consolas eran cartuchos originales de Nes salvo el típico cartucho 74 in 1 o similar que solía venir con la Nasa, Yess o Creation de turno.

En Rusia la situación era diferente, puesto que los Rusos no tenían la certeza de tener un clon de Nintendo, pensaban que Dendy era la marca oficial y que el resto de clones chinos de inferior calidad que pululaban por las tiendas de consumo electrónico Rusas eran copias de Dendy, incluso los cartuchos de la propia Dendy llevaban una pegatina en la parte posterior para demostrar su autenticidad.

Cartucho “oficial” de Dendy, con su número de atención al cliente y todo…

Cartucho “oficial” de Dendy, con su número de atención al cliente y todo…

Tanto las consolas como los juegos “licenciados” eran fabricados por una empresa Rusa llamada Steepler, la consola tuvo bastante éxito hasta mediados de los años 90 y llegó a ser tan popular que tuvo su propio programa de TV, revista e incluso libros de trucos y pistas para los juegos:
a6

Steepler también distribuyó clones de Sega Megadrive y cartuchos chinos para la misma e incluso llegó a firmar un contrato con Nintendo para distribuir oficialmente SuperNes en Rusia, aunque ninguno de estos sistemas de 16 bit tuvieron tantísimo éxito como el Dendy original. Os dejo un vídeo documental con subtítulos en Español del genial Youtuber Ruso Kinamina, al que le debemos toda la información de esta entrada.

 

Anuncios